Canada Bill Jones

“Ya sé que está amañada, pero es la única partida de la ciudad”

Canada Bill JonesWilliam “Canada Bill” Jones (1840–1880) Tahúr, trilero, jugador de ventaja y timador. Célebre por sus frases sobre el juego y los jugadores, la gente que le conoció decía de él que, “sin lugar a dudas uno de los mejores jugadores de Monte que haya navegado por los ríos, puede que el más grande”

Gitano romaní, nacido en Yorkshire, Inglaterra. Desde su niñez tuvo que tirar de ingenio para ganarse la vida, y fue aprendiendo mil y una argucias, entre ellas los trucos básicos de cartas, a la edad de veinte años emigró a Canadá en busca de nuevos horizontes.

De voz atiplada, pequeña estatura, poco peso, expresión facial algo infantil, andares desgarbados, vestido con ropa varias tallas más grandes, torpes modales acompañados de preguntas incoherentes, todas estas características conferían a su personaje un aspecto desangelado y frágil que supo aprovechar al máximo durante sus andanzas con las cartas, pues la mayoría le consideraban un paleto fácil de timar.

Un detective decía de él: “Es gentil con las damas y astuto como un zorro, capaz de ganar a cualquiera en su propio terreno. Es como una serpiente escondida en los campos”

En Canadá de la mano de Dick Cady, aprendió a dominar el juego de Monte o Trile, tal era su pericia que el alumno se convirtió en maestro, pero aburrido de negocios de poca monta y decidido a sacarle brillo a la baraja y dólares a los incautos, quiso marchar a Mississippi, solo, pues Cady no quiso acompañarle.

Allí hizo nuevas amistades, George Devol, Tom Brown y Holly Chappell, juntos durante cuatro años desplumaron, a riesgo de ser emplumados, a todo viajero que se cruzaba en su camino. Pasado ese tiempo el cuarteto se convirtió en dúo, Jones-Devol, pero durante la Guerra Civil, surgió otro conflicto, Canadá Bill sorprendió a Devol tratando de robarle dinero, aunque quizás fuese al revés, o simplemente que en una partida cinco ases son muchos en una baraja.

Cansado del Mississippi y de la afluencia masiva de tahúres, partió hacia nuevos pastos, Kansas, donde llegó a ganar 200.000 dólares, y aunque la pradera se llenó de caballos de hierro, estos proporcionaron a Canada BIll una gran oportunidad de negocio, las líneas de ferrocarril y en concreto la de Kansas City-Omaha. Las ganancias de Bill y otros timadores fueron casi tan altas como el número de quejas recibidas por la compañía Union Pacific Railway, que se vio obligada a dar instrucciones a sus operarios para impedir el acceso al tren a estos indeseables pasajeros o expulsarles por la fuerza, en caso necesario, amenazando con el despido al trabajador que no cumpliese con estas directrices.

Ante esta situación Canada Bill, escribió al Director de la empresa ofreciéndole 25.000 dólares para la explotación en exclusiva del juego del Monte o trile en la línea, oferta que fue rechazada, a pesar de que Bill sólo ofrecería el juego a viajantes de comercio de Chicago y pastores metodistas.

“Una Smith and Wesson gana a cuatro ases”

Tras esta etapa, se trasladó a Chicago, gracias a un “acuerdo” con la policía abrió varios locales en la ciudad del viento llegando a ganar 150.000 $, pero la abandonó sin un céntimo en el bolsillo, pues era generoso en extremo y gastaba a manos llenas, tenía además una gran debilidad, a pesar de su buen hacer en el juego del Monte o Trile, perdía el resto de sus ganancias en el juego del Faro, el más habitual en aquella época. La leyenda dice que nunca ganó una partida a este juego, pero jamás renunció a jugar.

De Chicago pasó a Cleveland, dónde siguió desplumando pichones, pero enfermo de tuberculosis ingresó en el hospital de caridad en 1877, donde murió en 1880 sin un centavo en el bolsillo. Cuando varios jugadores supieron que iba a ser enterrado a cargo de la beneficencia, reunieron un fondo para darle un entierro digno. Según cuentan, uno de los presentes apostó 1.000 a que Bill no estaba dentro, nadie quiso aceptar pues Bill “había escapado de agujeros más estrechos”.

Canada Bill, fue uno de tantos buscavidas que llegaron a Norteamérica en busca de fortuna y cuyas vivencias ayudaron a forjar la historia y leyenda del Oeste americano. El escritor Karl May escribió un par de historias sobre él, Neil Gaiman le cita en su libro American Gods al igual que el personaje de Matt Damon en la película Rounders.

“Es inmoral dejar que un tonto se quede con su dinero”

http://www.antoniovalero.com/index.php/tahurismo/trileros/350-canada-bill-jones

https://archive.org/details/fortyyearsgamble00devo

https://en.wikipedia.org/wiki/Canada_Bill_Jones

http://journalstar.com/news/local/jim-mckee-gambler-canada-bill-jones-was-the-best-of/article_a3963be6-871d-537f-ac35-8f4006d9db92.html

https://books.google.es/books?id=kOmYjtNDveQC&pg=PT182&lpg=PT182&dq=canada+bill+jones&source=bl&ots=JJt-S_cSWC&sig=79XkFpxeAKAXRx2bPCszfWyvHOc&hl=es&sa=X&ved=0ahUKEwiT5s7urrrNAhWIDRoKHaAlDgg4ChDoAQhEMAY#v=onepage&q=canada%20bill%20jones&f=false

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s